La restauración del Museo Julio Romero de Torres centró una mesa redonda celebrada con motivo del Día de los Museos, en donde la ampliación del centro a todo el hospital de la Caridad es el gran reto para el futuro.

La esperada y necesitada reforma del Romero de Torres fue el pasado día 18 de mayo uno de los actos centrales de la celebración del Día Internacional de los Museos. Un año y diez meses de trabajo que han dado como resultado una pinacoteca más actualizada, con el 93% de sus obras restauradas, accesible a personas discapacitadas y con un mejor discurso museológico. Unas 50.000 personas lo han visitado desde su reapertura el pasado mes de enero.

Dos de las apuestas que se han realizado más arriesgadas y a la vez acertadas han sido “cegar ventanas para ganar espacio expositivo” y pintar las paredes de un color que Valverde ha bautizado como “rojo caravaggio”.

El museo cuenta con 106 bienes de diferentes características -81 pinturas, nueve carteles, documentos gráficos y objetos variados- aunque no todo está expuesto (82 piezas se pueden ver, el resto se guardan en un almacén).

María Cañete, responsable de la recuperación de la fachada y sus pinturas murales, detalló el proceso que se llevó a cabo en esta parte del edificio; y Juan Aljama, responsable de la Oficina de Accesibilidad de la Gerencia Municipal de Urbanismo, expuso la importancia de ofrecer un acceso a la información a toda la ciudadanía.

Muchas han sido las dificultades a las que los expertos se han enfrentado en este proceso y así lo advirtió María Dolores Camuña, restauradora de Ejuca. “Surgían problemas a diario” y para poder solucionarlos “estrujamos al máximo los recursos”, aseguró.

Uno de los retos de futuro del museo, que cuenta con el 30% del total de la producción de Romero de Torres, es su ampliación en caso de que el Bellas Artes consiguiera una nueva sede. “Lo que nos falta es edificio”, manifestó Valverde, para añadir que “sería estupendo que todo el hospital de la Caridad se transformara en Museo Romero de Torres”. Así el espacio permitiría que fuera “un museo vivo”, que pudiera hacer intercambios, exposiciones temporales o una tienda con merchandising. Otro de los retos de la institución museística es la publicación de un catálogo en el que lleva trabajando seis años.

Fuente e imagen: Diario de Córdoba


Sin comentarios

Puedes seguir esta conversación mediante su atom feed.

Sin comentarios.

Deja un comentario

XHTML:Puedes usar estos tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>